Secciones

jueves, 10 de marzo de 2011

Châteauneuf-du-Pape

Detrás de este gran vino se encuentran una serie de condiciones que han confluido para la producción cuidada de este emblemático caldo de fama internacional. El terruño, sus vides y los métodos de elaboración del vino inciden directamente en el producto final, Châteauneuf-du-Pape está clasificado dentro de los grands crûs de la Vallée du Rhône; la acción de la erosión del río y del mar que data de la era secundaria y terciaria han esculpido el relieve de las terrazas y colinas hasta conformar el lecho actual de Rhône. El viñedo castelpapal debe su insolación privilegiada a la acción del Mistral que reduce las lluvias y por supuesto sus nefastos efectos. Una característica única en la Denominación de Origen sin duda es el “policepage” pues son autorizadas trece variedades: la Syrah, Mourvedre, Cinsault, Cournoise, Muscardin, Picpoul, Grenache, Bourboulenc, Clairette, Roussane, Vaccarese, Picardan y Terret noir. El rigor de la Denominación de Origen abarca las prácticas de poda y conducción de la viña, el rendimiento limitado a 35 hectolitros por hectárea, la vendimia manual y selectiva, así como el grado mínimo natural de alcohol de 12.5. Es un vino para acompañar carnes rojas y quesos, aunque los vinos más evolucionados requieren de platillos de caza intensa como el ciervo, jabalí y codorniz entre otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario